ingresa los términos de búsqueda:
Subir
#

Twitter

Heart on

Instagram

Like @

Facebook

 

11 mitos del community management

El community management suele verse como una labor simple, en la que solo es necesario cierto conocimiento sobre el funcionamiento de las plataformas y pasar todo el día en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin y demás. Nada más alejado de la realidad.

Son esos imaginarios los que llevan a las marcas a cometer grandes errores en la gestión de sus redes sociales. Estos son los mitos en el community management.

  1. Es un trabajo gratis. Falso. Es una labor como muchas otras que demanda disponibilidad, conocimiento, creatividad, versatilidad y aprendizaje constante. Además, aunque no lo parezca, conlleva un alto grado de estrés.
  2. Está hecho para comunicadores sociales. Sí y no. Si bien este perfil profesional les ayuda a generar mejores contenidos, entablar buen vínculo con la audiencia y generar engagement con las comunidades; requiere apoyo de otros profesionales como los diseñadores. No obstante, otros perfiles con la formación indicada pueden ser excelentes CM.
  3. Se paga por pasar todo el día en Facebook. Jamás. Un CM quizás sí se pase todo el día en redes pero monitoreando la competencia y mirando contenidos que le pueden ser útiles. Una parte más de sus horas las invierte haciendo curación de contenidos y planeando la estrategia para los días siguientes.
  4. Es suficiente con manejar las plataformas. Nunca. Una cosa es saber cómo funcionan las redes y publicar mensajes creativos; otra muy distinta es construir la estrategia, actuar eficazmente ante los imprevistos y medir resultados.
  5. El community management es un pasatiempo. Jajaja. Que un CM se la pase todo el día en el computador o trabaje desde casa no significa “trabajo relajado”. Ya se dijo, llevar una o varias cuentas (marcas) pide tiempo, dedicación, planeación, asertividad.
  6. Es muy sencillo. En la vida. Ser la voz de una marca exige usar su mismo lenguaje o generar el tono que la identifique; igualmente llevar esa voz a toda la audiencia. Es reiterativo pero estar al tanto de las tendencias es vital también.
  7. El sobrino, primo, amigo con perfiles en todas partes es el indicado. No. Tener cuenta en todas las redes, estar pegado del celular todo el día y ser millennial no es suficiente. ¿Dónde queda el conocimiento y lo dicho en el primer punto?
  8. Un empleado puede encargarse. Error. Ni siquiera un empleado de comunicaciones puede ocuparse, menos cuando lo hace en su tiempo libre. El community management requiere dedicación 100%. Si no tiene una persona consagrada busque una agencia digital.
  9. Es una necesidad pasajera. Todo lo contrario. Cada día más marcas, incluso personales, y más herramientas se abren paso en las redes sociales. Muestra de su consolidación es que parte de las acciones de marketing de las compañías son destinadas a la publicidad online.
  10. Es un compromiso de 8 horas. Ojalá. El mundo digital nunca para, se mueve las 24 horas los siete días de semana tal como sus usuarios. Eso le implica al CM una dedicación mayor para poder dar respuestas a las interacciones en el menor tiempo posible. Los domingos y los festivos no existen, todas son jornadas laborales.
  11. El CM tiene que saber de todo. Imposible. El community management demanda determinados saberes y, eso sí, gran curiosidad y ganas de aprender; pero definitivamente hay tareas que no son su total responsabilidad. Y quien necesite un sabelotodo que pague por ello.