ingresa los términos de búsqueda:
Subir
#

Twitter

Heart on

Instagram

Like @

Facebook

 

Escritura creativa: acá te damos las claves

Claves para una escritura creativa

Para empezar, hay que aclarar que la creatividad no es un don natural, por el contrario, es una condición que se desarrolla y se perfecciona con trabajo, como los buenos pateadores de tiros libres en el fútbol, los encestadores de triples en la NBA o el músculo de tu cuerpo que deseas tonificar. Así que prepárate y emprende el desafío.

Aquí vamos con las recomendaciones.

1.La primera recomendación, es consumir contenidos creativos.

Buscar referentes siempre te permitirá estimular el hemisferio derecho de tu cerebro. Abre tu mente, conoce tendencias y toma elementos que te ayuden a construir un estilo. Destina siempre un momento del día para leer un contenido fresco, analizar la letra de una canción, hacer scroll en tu timeline de instagram, reírte con un meme o escribir algo sin sentido en twitter.

2. Corto y conciso.

Mientras más sencillo es el mensaje, más impacto genera en su audiencia. Ser creativo no es sinónimo de gracioso, es ser cautivador, es redactar sobre una realidad de manera única y eficaz, buscando siempre la manera de contar la misma historia pero de una forma diferente, la gente odia la publicidad pero ama el entretenimiento.

Para lograrlo es fundamental conocer tu público y entender cómo piensa, porque los gustos de tus espectadores son distintos a los de otra marca.  

3.Trabaja una misma idea y presenta más de una manera de hacerla.

Quizás en el tercer intento encuentres algo más similar a lo que tenías en mente. La vida es un constante ensayo-error, y con frecuencia te darás cuenta que siempre el tercer intento resulta mejor que el primero.

No se puede mejorar en algo que no se práctica.

4.Escribir, escribir y escribir.

Dale rienda suelta a tus dedos, deja volar la imaginación y explora, para abrir la mente, para cambiar el chip y para salir de la zona de confort.

Construye relatos sobre situaciones inverosímiles, sobre aquella conversación que siempre quisiste tener o sobre lo que alguna vez te preguntaron y no supiste responder. Solo deja que tus manos transmitan las ideas que emite tu cerebro, luego tendrás tiempo de editar.

Crea una situación, coloca un límite de tiempo y escribe sin detenerte por 4 o 5 minutos, sin parar y sin leer lo que llevas.

Por último, no está de más exponer tus escritos para la crítica de otra persona, la retroalimentación es fundamental para descubrir cómo tus ideas son vistas en ojos de otra persona, si son claras, fáciles de entender y cumplen con el objetivo de comunicación.

Nota: Recuerda que la ortografía y la sintaxis se aprenden leyendo.