ingresa los términos de búsqueda:
Subir
#

Twitter

Heart on

Instagram

Like @

Facebook

 

Marketing digital: cómo hallar su nicho y cómo poner a prueba las ideas

La segmentación siempre ha sido una de las principales herramientas del mercadeo, incluido el marketing digital, pues es la que provee toda la información para definir la estrategia global y unas tácticas específicas para cada audiencia.

En el marketing digital el análisis de las personas a las que nos vamos a dirigir es crucial, porque depende de sus conclusiones el que diseñemos acciones eficaces y obtengamos grandes resultados, por tanto nadie que tenga la misión de hacerlo puede quedarse en algo tan simple como un retrato demográfico; tiene que salir al mercado a buscar datos precisos y detallados, el único espacio donde las ideas están en acción.

Quizás existan cientos de fórmulas para hallar referencias precisas sobre quiénes o cómo son los clientes digitales, no obstante los primeros pasos son fundamentales porque guiarán el proceso entero. ¿Cómo comenzar? Aquí unas ideas.

Establecer intereses 
La inclinación por un concepto de negocio va determinada en parte por gustos, aficiones o pasatiempos, y ese es el punto de partida. Identificar claramente que motiva la compra de un producto sirve para localizar en la web esas comunidades que comparten los mismos valores, igualmente ayuda a determinar cómo se relacionan entre sí y qué hacen marcas similares para atraerlos.

Precisar los problemas que se pueden resolver
Una ventaja del entorno digital y de las comunidades que se forman en torno a él es que permite descubrir con cierta facilidad la percepción que la audiencia tiene de un producto o servicio. Para conocer los inconvenientes que las compañías tienen con sus usuarios, basta con indagar en las múltiples plataformas que existen, llámense redes sociales, foros o blogs de opinión. Incluso acercarse a los servicios de atención al cliente para saber cómo es el soporte también es un buen ejercicio.

Estudiar la competencia
Estar al corriente de quién atiende nuestro mismo nicho disminuye la posibilidad de incurrir en errores semejantes a los que cometen las otras compañías en su intento por seducir nuevas audiencias. Además supone la ocasión para averiguar dónde está la oportunidad de sobresalir, si con la web, con la administración de los social media, con los contenidos, con la publicidad online, etc.

Rentabilizar el público en línea
Después de detallar al target objetivo y estar al tanto de cómo actúa la competencia, lo siguiente es plantear una estrategia de marketing digital que potencie la información recogida. En otras palabras, hay que diseñar un proyecto que se alinee con los valores e imaginarios de los usuarios, les proponga unos nuevos y se los presente de manera diferenciadora.

Poner a prueba la estrategia de marketing digital
Con todas las revelaciones acumuladas en los pasos anteriores, solo queda llevar los planes al escenario real para hacer un ensayo inicial que indique si los mensajes, la frecuencia y los canales utilizados son los correctos. Es un proceso de ensayo y error que sin duda contribuirá a mejorar la promesa de venta.