ingresa los términos de búsqueda:
Subir
#

Twitter

Heart on

Instagram

Like @

Facebook

 

Objetivos Smart: clave del éxito de una estrategia digital.

El auge de las redes sociales, los avances tecnológicos y en general la transformación digital que hemos experimentado en los últimos años, ha obligado a muchas marcas y empresas a desarrollar una estrategia digital que les ayude a llegar a sus consumidores y cumplir sus objetivos.

Sin embargo, muchos no consiguen los resultados esperados y comienzan a perder la fe en su estrategia digital, cuando posiblemente en lo que están fallando es en la construcción de sus objetivos.

Y es que es muy común confundir deseos con objetivos concretos. No es lo mismo decir “Quiero crecer mucho mi comunidad digital”, que decir “Quiero crecer 50% de seguidores en un mes.”
Es por esto que para tener éxito con una estrategia digital, lo primero que debes hacer es aprender a definir tus objetivos con la metodología SMART:

Específico – Medible – Alcanzable – Relevante – Temporal.

¿Cómo construir objetivos inteligentes?

Como mencionamos con anterioridad, en una estrategia digital los objetivos son muy importantes. Básicamente antes de ejecutar alguna acción lo primero que debes responder es:

  • ¿Qué quieres lograr?
  • ¿Cómo lo vas a conseguir?
  • ¿Cuándo lo vas a lograr?

La técnica Smart te será de gran utilidad para darle respuesta a estas preguntas

Comencemos por conocer un poco de su historia.

El concepto de objetivos Smart u objetivos inteligentes, se le adjudica a George T.Doran, un investigador, profesor y empresario que en el año 1981 publicó un artículo para la revista Management Review, en el que mencionaba cinco características que debían tener los objetivos para ser inteligentes, posibles y eficaces:

  1. Específico. hace referencia a lo que quieres lograr. Para que un objetivo sea específico debe tener datos concretos, claros y precisos; tanto que cualquier persona al leerlo pueda saber qué es lo que deseas alcanzar y cómo.
    En este punto debes incluir qué quieres lograr, cómo quieres realizarlo y quiénes serán los responsables para lograr dicho objetivo.
    Cuando de redes sociales se trata, todos quieren aumentar sus seguidores, pero ¿Cuántos seguidores esperas crecer? ¿Al día, al mes, al año? ¿Qué necesitas para llegar a tu meta? Hay que tener claro cada detalle para poder enfocar correctamente los esfuerzos y conseguir lo deseado.
  2. Medible. de nada sirve hacer una estrategia digital si no se analizan y miden los resultados. Por lo tanto, para que tu objetivo sea medible debes establecer una meta cuantificable, debes tener un indicador con números y/o porcentajes que te permita saber qué tan cerca o qué tan lejos estás de cumplir lo que te propusiste.
    Tener un objetivo medible ayuda además, a analizar los resultados y tomar decisiones correctivas para lograr lo esperado.
  3. Alcanzable. Se refieren a cómo vas a conseguir lo que quieres. Para este punto debes tener en cuenta las características de tu empresa y del mercado; además de los recursos humanos y materiales con los que cuentas. Una recomendación para que un objetivo sea alcanzable, es que pienses en tus objetivos como retos ambiciosos, pero posibles. Evalúa tus fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades para que puedas plantearte un objetivo razonable que tenga grandes posibilidades de ser cumplido.
  4. Relevante. En el Marketing digital como en la vida en general, debemos trazarnos objetivos que de verdad aporten a nuestro crecimiento. Una cosa es saber qué queremos conseguir con nuestras acciones, y otra muy distinta es preguntarnos para qué hacemos lo que hacemos.
    ¿En qué te ayuda? ¿Por qué tu plan o estrategia es importante?, son algunas de las preguntas que debes hacerte para identificar si tu objetivo es relevante. Si lo que deseas es importante para tu marca o compañía podrás tener mayor claridad en todo lo que necesitas para que además de relevante, sea realista y realizable. No tiene sentido plantearse acciones cuyos resultados no tengan ningún impacto; si vas a invertir tiempo, dinero y esfuerzo en una estrategia digital, asegúrate que valga la pena.
  5. Temporal. Se refiere a cuándo. Para Doran y muchos otros expertos, ponerle fecha a los objetivos aumentará tu compromiso con los resultados, pues pensar en tiempo, significa focalizar tus esfuerzos.
    Calendarizar las tareas hará mucho más sencillo cumplir el objetivo, ya que al tener un plazo límite, evitarás posponer tus actividades. Un poco de presión no le ha hecho daño a nadie, por el contrario, ayuda a que tu plan salga adelante tal y como estaba calculado.

Ahora que tienes la teoría es hora de ir a la acción. Ya sean objetivos personales o profesionales, esperamos te haya quedado clara la importancia de formularlos de manera correcta; recuerda: ¡Son objetivos, no deseos!
Hasta para bajar de peso, la metodología smart puede ayudarte a tener éxito.

Para el empresario Mauricio Candiani:
“Un deseo es impredecible e incontrolable. Un objetivo es gestionable, medible y razonablemente programable. En el deseo se deposita el impredecible resultado esperado en la benevolencia de un tercero. En el objetivo, la expectativa se deposita en el esfuerzo y el talento propio y en la capacidad y confianza para producir su materialización”

Si ya sabes que tu objetivo es aumentar tus ventas en un 20% (de $200,000 a $240,000) en los próximos 6 meses, a través de una estrategia digital que aumente tu visibilidad y te permita ofrecer tus productos o servicios a los clientes potenciales; ¡Déjanos ayudarte! visita www.estrategiamic.com

Consultar un asesor especializado